¿Cómo criar niños autónomos? por artesania cuadrado

Cómo criar niños autónomos
Ser padres demasiado sobreprotectores con nuestros niños puede traer aparejadas consecuencias no tan positivas en la vida de nuestros hijos, por lo que la autonomía debe incorporarse en la crianza desde el comienzo. Muchos padres, sobre todo los primerizos, creen que deben hacer absolutamente todo por sus hijos (hasta las cosas más tontas o insignificantes) y le quitan la posibilidad al pequeño de experimentar ciertas cuestiones de manera independiente y por su cuenta. En el artículo de hoy hemos preparado para ustedes una serie de recomendaciones y estrategias para criar niños autónomos y saludables. ¡A tomar nota!

Recomendaciones para criar niños independientes

Cuando no permitimos que nuestros hijos experimenten ciertas cosas por su propia cuenta les cortamos todo tipo de independencia y los relegamos a un rol demasiado pasivo que no les permite desarrollarse de manera saludable. Sobreproteger demasiado a un niño puede tener graves consecuencias negativas, generando una potencial persona cómoda que no sabrá hacer absolutamente nada por sí sola y a la que le costará muchísimo adaptarse a cualquier circunstancia de la vida cuando crezca. ¿Cómo podemos hacer para criar pequeños autónomos e independientes? Veamos algunos consejos.

La independencia no significa indiferencia

Cómo criar niños autónomos 2
Muchos padres creen que educar a un niño para que sea independiente significa negarle todo tipo de ayuda, y lo cierto es que esto no es verdad: todo pequeño requiere del apoyo y al guía incondicional de un padre, pero esto no quiere decir que debamos hacer absolutamente todo por ellos. Si se trata de una acción complicada, podemos ayudarle e ir retirando luego el auxilio de manera paulatina hasta que pueda hacerlo solo.
La importancia de los límites en casa
Tener normas claras y poner límites en la convivencia familiar es fundamental para criar niños independientes que no hagan berrinche cada vez que mamá o papá no le resuelven el problema. Siempre desde el respeto, la comunicación y la firmeza se pueden lograr excelentes resultados y ayudar a que el pequeño sea autónomo y pueda enfrentar la vida por su cuenta con entereza.

Valorar siempre el esfuerzo

No debemos ser demasiado duros ante los errores de un niño: esto podría frustrarlos y se transformará en un gran obstáculo para su independencia. Lo mejor es relativizar los errores, quitarles importancia y siempre valorar y reafirmar el esfuerzo y los logros que consiga el pequeño. Debemos elogiar los aciertos y las metas alcanzadas, sin llegar al extremo de las alabanzas exacerbadas.

Permitir que el niño participe

Para que un pequeño sea independiente hay que permitirle explorar: en la vida es normal tropezarse, caerse y tener malas experiencias, todo esto forma parte del increíble proceso natural de crecer. Debemos dejar que tome contacto con este tipo de cosas, aun cuando no sean placenteras. Por otro lado, el pequeño debe poder tomar ciertas decisiones por su cuenta, y también puede ser bueno que le permitamos ayudarnos con ciertas tareas del hogar siempre y cuando sean aptas para su edad y las pueda realizar sin demasiado conflicto o esfuerzo.

2017-01-16T03:38:47+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies