Prevenir un golpe de calor en los niños

prevenir un golpe de calor en los niños

El verano es una estación que tiene muchas ventajas y que puede darnos momentos maravillosos, pero lo cierto es que el calor puede llegar a resultar excesivo ciertos días y transformarse en un verdadero peligro para nuestros pequeños. Tanto los niños como los bebés pierden los fluidos corporales con mucha más rapidez que los adultos, por lo que deben ser atentamente vigilados en los días con temperaturas demasiado altas. En el artículo de hoy les contamos como prevenir un golpe de calor y cuáles son los efectos de las jornadas agobiantes en los más pequeños.

Los efectos del calor en los niños

Como les contamos anteriormente, los niños pequeños pierden sus fluidos corporales con mayor rapidez que los adultos, por lo que deben ser especialmente observados en aquellos días con calor abundante y altas temperaturas ya que una transpiración excesiva puede conducir a una deshidratación y tornarse peligroso.

Los golpes de calor por lo general suelen suceder en los días soleados, aunque también es posible que se den cuando hay sombra y la temperatura está demasiado alta. Este tipo de situación suele venir acompañada con ciertos síntomas comunes que se observarán en el pequeño que esté sufriendo un golpe de calor:

  • Irritabilidad y muestra de incomodidad constante
  • Mucho dolor de cabeza
  • Sudor en exceso y dermis irritada a la vista
  • Vómitos y desmayos en casos extremos
  • Muchísimo cansancio y debilidad muscular
  • Deshidratación

¿Cómo prevenir un golpe de calor?

El golpe de calor es una situación muy molesta y hasta dolorosa para cualquier niño, por lo que debemos prestar especial atención y hacer lo posible para prevenirlos y mantener a nuestro pequeño en óptimas condiciones de salud durante el verano. ¿Qué es lo que podemos hacer? Veamos un poco más a continuación:

prevenir un golpe de calor: La ropa adecuada

La indumentaria es algo fundamental para la prevención de un golpe de calor, y lo que debemos procurar de manera prioritaria es que el pequeño se encuentre cómodo y escoger prendas que estén hechas de un material transpirable. El algodón orgánico es la mejor alternativa para estos casos.

prevenir un golpe de calor: Protección en el exterior

Cuando salimos de casa, es importante que tratemos de proteger a nuestro pequeño frente a los rayos solares tomando todas las medidas posibles: por un lado, el protector solar de factor alto es imprescindible; por el otro, siempre es bueno contar con varios gorritos que funcionen como bloqueo para los rayos del sol, preferentemente de materiales que sean frescos y transpirables para evitar molestias y mayor acaloramiento.

prevenir un golpe de calor: En casa

En días con muchísimo calor es preferible quedarnos en casa con nuestro pequeño y evitar que se mueva más de lo necesario. Por otro lado, existen dos factores fundamentales que nos ayudarán a mantenernos alejados de un golpe de calor indeseado: una correcta alimentación con elementos hidratantes como líquidos y fruta fresca, y baños con agua templada o fría para mantener el cuerpo a una temperatura adecuada.

2016-08-21T17:06:59+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies