Como quitar el chupete

quitar el chupete a los niños

El chupete es un elemento que suele acompañar durante varios años a la mayoría de los niños en sus primeras etapas infantiles, y su importancia radica en que le permite al pequeño realizar de manera constante y cuando le plazca el reflejo de succión, que no solo sirve para simular la nutrición cuando existe el hambre sino también aporta tranquilidad y mucho sosiego al bebé, ayudándolo a calmar su ansiedad.
Por todos estos motivos mencionados, muchos padres suelen atravesar diversos temores cuando creen que ha llegado la hora de retirar el chupete, ya que tienen miedo de provocar algún trauma al no hacerlo de la manera correcta. Si estás atravesando esta etapa y crees que ya es momento de quitar el chupete a tu hijo, entonces te recomendamos que te tomes unos minutos para leer lo que tenemos a continuación, esperamos poder ayudarte.

Consejos para quitar el chupete a los niños

El chupete, como hemos comentado anteriormente, cumple diversas funciones en la vida de los niños pequeños ya que ayuda a relajarlos y a aplacar esa necesidad de succión que suelen tener de manera permanente.

Este importante accesorio para los más pequeños

Quitar este objeto a un pequeño no es un proceso sencillo, y requiere de mucha paciencia por parte de los padres, pero los beneficios hacen que valga la pena. No retirar este elemento a tiempo puede generar hábitos indeseados en el pequeño, y si buscamos la mejor calidad de vida posible para nuestro hijo, no querremos que esto pase. Veamos algunos consejos:

    • Busca el momento adecuado. Como ya sabrán, el chupete sirve como una ayuda para aligerar la ansiedad del pequeño, y si lo retiremos en el momento inadecuado podemos terminar por afianzar ese tipo de sentimientos. Lo mejor es tratar de escoger esos instantes en donde se encuentra tranquilo y estable, y allí comenzar con el proceso de eliminar el chupete en periodos cortos.

 

    • Opciones alternativas. Eliminar el chupete de golpe no siempre es bueno, y lo que podemos hacer para tratar de que todo sea más ameno es reemplazarlo por objetos alternativos como por ejemplo, un vaso con bombilla para chupar. De alguna manera, tendrá algo que podrá utilizar para calmar ese reflejo de succión y podrá ir olvidando el papel que el chupete cumplía en su vida.

 

    • La comunicación. Si nuestro hijo ya ha alcanzado cierta edad y aún no quiere dejar ir a su chupete, podemos probar hablando. También podemos utilizar ciertas herramientas como cuentos para reforzar la necesidad de dejar el chupete.

 

    • Metas cortas. Los niños requieren de tiempo para poder dejar por completo el chupete, por eso siempre ponle metas cortas y alcanzables para que pueda ir cumpliéndolas periódicamente y además prémialo cada vez que haya conseguido su objetivo. Por ejemplo, puedes comunicarle que solo tendrá permitido utilizar el chupete para dormir o por la noche.

 

    • Refuerzos positivos. Cuando tu hijo haya logrado abandonar el chupete, no olvides apremiarlo y elogiarlo por su logro. Los refuerzos positivos y hacer hincapié en mejorar el autoestima del pequeño ayudará que crezca sano y con una gran estabilidad emocional.
2015-10-28T15:26:37+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies