El proceso de aprendizaje de leer y escribir en los niños

niños lectura

Los padres cumplimos un rol fundamental en el proceso de aprendizaje de nuestros hijos: para que los pequeños del hogar puedan aprender a realizar tareas básicas como leer y escribir sin problemas, desde el hogar es importante que se generen buenos hábitos y rutinas que permitan que se desarrollen de forma fluida este tipo de conocimientos. Con el apoyo de la familia cualquier proceso o camino de aprendizaje es mucho más sencillo. En el artículo de hoy hablamos de algunas claves en el proceso de enseñar y de ayudar a nuestros hijos a adquirir nuevos conocimientos, esperamos que les resulte de utilidad y se animen a ponerlo en práctica en casa.

Facilitando el conocimiento a nuestros hijos

Como mencionamos en el párrafo anterior, para que los niños puedan aprender cuestiones básicas como leer o escribir es fundamental que la familia y en especial los padres utilicen todas las herramientas que tienen a mano para potenciar al pequeño y facilitarle el camino al aprendizaje. ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de enseñar a los niños de la casa? ¿Cómo podemos lograr que su desarrollo cognitivo alcance el máximo potencial y que aprenda sin dificultades habilidades como escribir o leer? Veamos a continuación:

La importancia de las rutinas

Cuando hablamos de adquirir habilidades tan básicas y a la vez tan complejas como son la escritura y la lectura, los hábitos y rutinas toman un papel crucial en el proceso. Simples rituales como planificar los horarios del hogar y estructurar las distintas tareas que deben hacer los niños a nivel cotidiano cambian por completo el proceso de aprendizaje. Como consecuencia de esto, el pequeño será más ordenado y podrá desarrollar de forma más sencilla hábitos de estudio y aprendizaje.

El desarrollo de la memoria

Existen tres cuestiones que son totalmente claves en el proceso de aprendizaje sobre todo durante la infancia: atención, memorización y concentración. Si logramos que nuestro hijo desarrolle estas facultades todo le resultará más sencillo. La manera ideal de incentivar estas tres cuestiones es a través del juego. Utilizar cosas como la música o la poesía infantil para que el niño comience a familiarizarse con el hábito de memorizar es una excelente forma de arrancar.

Que la lectura sea un placer

Por último pero no menos importante, fomentar el hábito de la lectura en el hogar es otro punto trascendental para el desarrollo del aprendizaje y para que el niño pueda incorporar nuevos conocimientos. Una vez que el pequeño ha aprendido a leer, aunque sea rudimentalmente, podemos comenzar a añadir libros infantiles para que vaya practicando una nueva habilidad. La lectura puede incentivarse aún cuando el pequeño todavía no sabe leer, utilizando escritos con imágenes y cuentos que se pueden leer leídos por alguno de los padres y disfrutados en un grato momento en familia. Reforzar positivamente al chico y participar en cada tarea nueva que realice en su proceso de aprendizaje es trascendental para un desarrollo adecuado y saludable.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies