Recomendaciones para enfrentar los primeros dientes del bebé

Recomendaciones para enfrentar los primeros dientes del bebé

A partir de los 5 meses de vida es común comenzar a ver que a los bebés se les caen las babas con mayor frecuencia y que los primeros dientes empiezan a asomar en sus encías. La dentición es una etapa muy especial tanto para los padres como para los pequeños y puede significar un verdadero desafío: muchas veces este proceso viene acompañado de molestias y dolores para el niño, lo que requiere de estrategias adecuadas de los adultos para hacer que el mismo sea lo más llevadero posible. En el artículo de hoy hemos recopilado una serie de tips y consejos para padres que se encuentran enfrentando la primera dentición de su bebé. Esperamos que la información les resulte de utilidad.

Afrontando la primera dentición del bebé

La dentición es una etapa compleja y muy especial en la vida de una familia: a partir de los 5 meses comienzan a surgir los primeros dientitos al bebé lo que significa muchísimos cambios en su rutina y hábitos además de los desafíos típicos del proceso. Por lo general los primeros dientes que surgen son los incisivos frontales de abajo seguidos algunos meses más tarde por los incisivos superiores. Al año y medio los niños suelen tener toda su dentadura de leche completa.

Con la aparición de los primeros dientes de leche en el bebé es común que las encías se inflamen y existan distintas molestias que surgen como consecuencia. En virtud de esto podemos observar episodios de fiebre o aumentos en la temperatura corporal, cuestión que deberemos consultar con el médico de cabecera del pequeño. Además de las molestias y dolores típicos de esta etapa es frecuente que el bebé no quiera comer con la misma frecuencia o presente falta de apetito.

¿Cómo podemos sobrellevar este proceso de dentición de una mejor manera? Para lograr la armonía en el hogar y reducir las molestias en el bebé que se encuentra dentando es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • A la hora de armar la cama o cuna del bebé es importante elegir materiales de tejido liso en la zona de la cabeza o almohada con “empapador”. Estos absorberán las babas típicas de esta etapa mucho más rápido y evitaremos que la carita del pequeño se moje durante la noche y esté incomodo.
  • Frotar las encías con el dedo bien limpio es una buena manera de aliviar las molestias y los dolores típicos de este momento. Además por indicación del pediatra se pueden utilizar productos específicos para aliviar estos episodios de dolor de encías e inflamación.
  • Comprar un mordedor para el bebé puede ser una gran manera de distraer al pequeño y de ayudarlo a atravesar su dentición con eficacia. Teniendo estos productos específicos para que el bebé pueda morder descargará la tensión y aliviará la molestia de encías.
  • Lo frío siempre es mejor para reducir el dolor y la inflamación. Puedes probar darle de beber cosas frías o cremas heladas para comer. La gelatina también es una gran aliada para este momento en la vida de tu bebé.
2018-09-17T23:15:59+00:00Tags: , , , , , , |

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies