Trabajar durante el embarazo ¿sí o no?

 

embarazo

Si bien es cierto que el embarazo puede generar cambios bastante drásticos en el cuerpo de la mujer e incluso también en su estado de ánimo, en la mayoría de los casos no requiere que se modifique en absoluto la rutina cotidiana y permite que la futura mamá continúe con sus actividades frecuentes sin ningún tipo de problemas. Trabajar durante la gestación es totalmente posible y si estás pensando en continuar con tu profesión mientras transitas tu embarazo tenemos algunos consejos que seguramente te serán de utilidad. ¡No te pierdas lo que sigue!

Qué tener en cuenta al trabajar durante el embarazo

No es ningún secreto que el cuerpo de la mujer cambia considerablemente durante los meses de gestación: la barriga aumenta su tamaño y esta condición puede llegar a dificultar la realización de ciertas tareas, pero lo cierto es que en la mayoría de los casos no implica obstáculo a la hora de trabajar.

La clave fundamental a la hora de realizar las tareas laborales estando en proceso de gestación es la comodidad: encontrar las posturas adecuadas y tener acceso a un ambiente confortable es imprescindible para que una mujer embarazada pueda trabajar sin problemas.

Consejos para trabajar durante el embarazo

Veamos algunos consejos de utilidad para todas las futuras mamás que han tomado la decisión de no abandonar sus profesiones durante el embarazo:

  • Una de las problemáticas típicas del trabajo de oficina tiene que ver con los dolores de espalda, y en el caso de las mujeres embarazadas que ya de por sí cargan con un peso extra en su cuerpo esto se puede ver potenciado. Es importante que logremos una excelente postura al sentarnos al escritorio, tratando de mantener la espalda recta no acercándonos tanto al teclado.
  • Fuera de las horas de trabajo es recomendable realizar estiramientos y algo de ejercicio leve para que el impacto de las horas sentadas al escritorio sea el mínimo posible y podamos seguir sintiéndonos plenas.
  • Tomar descansos frecuentes para levantarnos del escritorio y estimular la circulación venosa es muy importante para frenar cualquier efecto que estar durante muchas horas sentadas pueda tener sobre nuestro cuerpo. Además aprovechar estos momentos de descanso para hidratarnos es altamente recomendable.
  • En caso de que el trabajo consista en pasar muchas horas sentadas, las medias de compresión son excelentes aliadas. Estas reducirán el riesgo de sufrir cualquier problema circulatorio como edemas o varices.
  • Es importante mantener la temperatura corporal en equilibrio sobre todo cuando estamos en gestación, por lo que lo mejor es tratar de encontrar un sitio de trabajo que se encuentre alejado tanto del aire acondicionado como de la calefacción para evitar cambios bruscos de temperatura en el organismo.
2017-03-08T00:30:47+00:00 Tags: |

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies